CARMEN QUERALT

Carmen Queralt

Muchas veces había pensado en lo que me gustaría dibujar cuentos. Pero me parecía algo tan inalcanzable… tanto, que ni siquiera lo intenté.
Y la suerte o la casualidad trabajaron por mí. Un amigo me empujó, casi literalmente, a presentar unos dibujos a una editorial que buscaba ilustradores.
Aún sigo sin entender cómo me aceptaron, pero el hecho es que fue así. Y que fue la mejor cosa de mi vida.

A partir de ahí he intentado aprender y mejorar y se ha convertido en algo apasionante.
A veces los amigos ven mas lejos que nosotros mismos.
Y es una suerte.

[/column] [/columns]